Agosto mes de la Solidaridad

Agosto mes de la Solidaridad
Agosto mes de la Solidaridad

viernes, 16 de septiembre de 2011

TE DEUM

El Te Deum es un canto de Acción de Gracias a Dios, y tiene sus orígenes en el siglo IV. La palabra Te Deum significa "A tí, oh Dios", y son las primeras palabras del "Cántico de Alabanza", cuyos primeros versos son tomados del libro del Deuteronomio, y los restantes, de la oración "Te Deum Laudamus" de San Ambrosio, Obispo de Milán.

Texto original en latín
Te Deum laudamus:
te Dominum confitemur.
Te aeternum patrem,
omnis terra veneratur.

Tibi omnes angeli,
tibi caeli et universae potestates:
tibi cherubim et seraphim,
incessabili voce proclamant:

Sanctus, Sanctus, Sanctus
Dominus Deus Sabaoth.
Pleni sunt caeli et terra
majestatis gloriae tuae.
33
Te gloriosus Apostolorum chorus,
te prophetarum laudabilis numerus,
te martyrum candidatus laudat exercitus.

Te per orbem terrarum
sancta confitetur Ecclesia,
Patrem immensae maiestatis;
venerandum tuum verum et unicum Filium;
Sanctum quoque Paraclitum Spiritum.

Tu rex gloriae, Christe.
Tu Patris sempiternus es Filius.
Tu, ad liberandum suscepturus hominem,
non horruisti Virginis uterum.

Tu, devicto mortis aculeo,
aperuisti credentibus regna caelorum.
Tu ad dexteram Dei sedes,
in gloria Patris.

Iudex crederis esse venturus.

Te ergo quaesumus, tuis famulis subveni,
quos pretioso sanguine redemisti.
Aeterna fac
cum sanctis tuis in gloria numerari.

Salvum fac populum tuum, Domine,
et benedic hereditati tuae.
Et rege eos,
et extolle illos usque in aeternum.

Per singulos dies benedicimus te;
et laudamus nomen tuum in saeculum,
et in saeculum saeculi.

Dignare, Domine, die isto
sine peccato nos custodire.
Miserere nostri, Domine,
miserere nostri.

Fiat misericordia tua, Domine, super nos,
quem ad modum speravimus in te.
In te, Domine, speravi:
non confundar in aeternum.

A ti, oh Dios, te alabamos,
a ti, Señor, te reconocemos.
A ti, eterno Padre,
te venera toda la creación.

Los ángeles todos, los cielos
y todas las potestades te honran.
Los querubines y serafines
te cantan sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios de los ejércitos.
Los cielos y la tierra
están llenos de la majestad de tu gloria.

A ti te ensalza el glorioso coro de los apóstoles,
la multitud admirable de los profetas,
el blanco ejército de los mártires.

A ti la Iglesia santa,
extendida por toda la tierra,te aclama:
Padre de inmensa majestad,
Hijo único y verdadero, digno de adoración,
Espíritu Santo, defensor.

Tú eres el Rey de la gloria, Cristo.
Tú eres el Hijo único del Padre.
Tú, para liberar al hombre,
aceptaste la condición humana sin desdeñar el seno de la Virgen.

Tú, rotas las cadenas de la muerte,
abriste a los creyentes el Reino de los Cielos.
Tú sentado a la derecha de Dios
en la gloria del Padre.


Creemos que un día has de venir como juez.

Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos,
a quienes redimiste con tu preciosa sangre.
Haz que en la gloria eterna
nos asociemos a tus santos.

Salva a tu pueblo, Señor,
y bendice tu heredad.
Sé su pastor
y ensálzalo eternamente.

Día tras día te bendecimos
y alabamos tu nombre para siempre,
por eternidad de eternidades.

Dígnate, Señor, en este día
guardarnos del pecado.
Ten piedad de nosotros, Señor,
ten piedad de nosotros.

Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.
En ti, Señor, confié,
no me veré defraudado para siempre.
 
Historia del Te Deum en el aniversario patrio de cada 18 de septiembre en Chile
El Padre Héctor Gallardo, Director del Departamento de Liturgia del Arzobispado de Santiago, y encargado de preparar la ceremonia religiosa ecuménica, destacó que el Te Deum es una tradición de nuestra vida republicana que nunca se ha dejado de celebrar. "Siendo una tradición, nuestro Te Deum -dijo el Pbro. Gallardo- es una ceremonia muy viva que se ha innovando y tomando características de acuerdo a lo que vive el país. Cada año, Chile inicia la celebración de su Día Nacional rezando, alabando a Dios, dándole gracias por los bienes recibido, y esto ha ocurrido así desde el año 1811".
La palabra Te Deum significa "A ti, oh Dios", y son las primeras palabras del canto de alabanza a Dios cuyo contenido es la acción de Gracias: "A ti, oh Dios te alabamos y te bendecimos". El origen del Te Deum es muy antiguo, de los primeros siglos de la Iglesia, y en Chile se celebra desde 1811, año en que José Miguel Carrera pidió a la autoridad eclesiástica de la época celebrara una Acción de Gracias para conmemorar el primer aniversario de la Junta Nacional de Gobierno.
En sus primeros años el Te Deum se celebraba al final de la Misa, sólo a partir de 1870, a petición del entonces Ministro del Culto, Miguel Luis Amunátegui, el Te Deum se celebró cada 18 de septiembre sin Eucaristía. Hay que recordar que en el aquel tiempo los fieles que comulgaban debían permanecer en ayuno por varias horas. Por esta razón, la solicitud fue acogida por el Arzobispo de Santiago, Rafael Valdivieso, y por el Cabildo Metropolitano.
Por un largo período, la interpretación del Te Deum estuvo a cargo del coro del Seminario Pontificio y se cantaba en latín. Esta forma de oficiarlo duró prácticamente un siglo, hasta mediados de los sesenta. En 1968, se pidió al coro de Vicente Bianchi que interpretara el Te Deum. Es así como en 1970 se estrenó una nueva versión de esta Acción de Gracias, con la letra del Padre Felipe Lázaro y la música de Vicente Bianchi. Esta versión se interpretó hasta el año 2000.
Desde el año 1971, el Te Deum tiene un carácter ecuménico. Ese año, el entonces Arzobispo de Santiago, el Cardenal Raúl Silva Henríquez, invitó a obispos y pastores de otras Iglesias cristianas a participar con sus oraciones en esta ceremonia.

2011 A 201 AÑOS DE LA INDEPENDENCIA DE CHILE Y SU TE DEUM
Todo listo para el solemne Te Deum de Fiestas Patrias en la Catedral de Santiago

Los 450 años de la presencia de la Iglesia Católica en Chile e hitos de la realidad actual marcarán la celebración del solemne Te Deum Ecuménico de Fiestas Patrias, este 18 de septiembre en la Catedral Metropolitana, presidido por monseñor Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago.
Los últimos acontecimientos que han marcado la vida del país y la cruda realidad que viven muchos países de África, a raíz de la crisis alimentaria, estarán presentes en el Te Deum Ecumémico, a través de signos que invitarán a la reflexión personal y comunitaria, anticipa Monseñor Héctor Gallardo, Vicario General de Pastoral del Arzobispado de Santiago.

La Acción de Gracias será presidida por el Arzobispo de Santiago, Monseñor Ricardo Ezzati, y contará con la participación de obispos, pastores y representantes de las Iglesias Ortodoxa, Luterana, Anglicana y de las comunidades judía y musulmana. A la celebración religiosa han comprometido su asistencia las máximas autoridades del país, encabezadas por el Presidente de la República, Sebastián Piñera.

El servicio a los demás
“En el momento de las ofrendas, ante el Cristo que presidió de la Primera Junta Nacional de Gobierno, tendremos muy presentes a todas aquellas personas que a lo largo del país sirven silenciosamente al prójimo, especialmente a los más necesitados. Recordaremos con nuestra oración a las personas que perdieron sus vidas en el accidente aéreo en el archipiélago Juan Fernández. Ellos han hecho muy evidente que en Chile hay mucha gente que da su tiempo, incluso da su vida, para servir a los que están en problemas”, destaca monseñor Gallardo.

Por otra parte, el Vicario General de Pastoral de Santiago asegura que los pobres de Somalia, en África, también estarán presentes en este Te Deum. “A pesar de que en nuestra patria tenemos muchas necesidades, que hay mucho sufrimiento, eso nunca nos debe cerrar los ojos para poner la mirada en otros que sufren en el mundo y esta ocasión queremos, como Iglesia, llamar la atención sobre las condiciones de hambre que se vive en ese país africano”.

Por último, el tema de la educación también se hará presente a través de jóvenes, adolescentes y niños que llevarán flores hasta la imagen del Cristo de la Primera Junta de Gobierno, como signo de esperanza de que mejore la educación en Chile.

Monseñor Héctor Gallardo formula una especial invitación a no perder de vista el centro de estas celebraciones patrias, “que son el hombre y la mujer. Que seamos felices, que todos tengamos, paz, derecho al trabajo, a la educación, a vivir cada día mejor, a vivir como hermanos”.

Fuente DOP
www.iglesiadesantiago.cl

Santiago, 16/09/2011

TE DEUM DE              
Marc-Antoine Charpentier







Lully - Te Deum 

Te Deum - 5th Century Monastic Chant (Solemn) 

 Te DeumSchola Antiqua

Te Deum - Gregoriano 

Te Deum laudamus, Gregoriano, T. Simplex; SCHOLA GREGORIANA MEDIOLANENSIS, Giovanni Vianini, Milano.It. 

Mozart,Te Deum 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario