Agosto mes de la Solidaridad

Agosto mes de la Solidaridad
Agosto mes de la Solidaridad

lunes, 21 de mayo de 2012

Santuario Cenáculo de Bellavista, en su 63 años de su consagración en el Domingo de la Ascension del Señor 20 de mayo 2012








15.III. Y ahora ha llegado el gran y trascendental momento en que la Sma.
Virgen quiere sellar la misma Alianza con este pequeño terruno. Cuán agradecidos hemos de estar al Dios Eterno que nos haya llamado a participar en esta Alianza, cuán agradecidos que haya elegido tierra chilena,
para realizar aquí grandes obras de modo semejante a como lo ha hecho en
el antiguo Schoenstatt.

16. a. Nosotros que estamos en casa en el Schoenstatt originario, conocemos la situación del lugar; junto a la Capilla una Casa de Ejercicios, pero también casas de formación. E involuntariamente surge la pregunta: ¿No querrá también la Sma. Virgen crear aquí una perfecta filial de Schoenstatt? Ella quiere ser la gran educadora del pueblo chileno. El ideal que guía su labor de educadora nos lo revela cada vez que miramos arriba hacia el cerro y
vemos la Inmaculada. Es extraordinariamente simbólico y pleno de sentido que Ella quiera erigir su taller de formación abajo en el valle.
 
19.c. La Sma. Virgen quiere sellar con nosotros la Alianza como lo hizo en 1914 en Europa. Sin querer nos preguntamos: ¿Será esta Alianza con el pueblo chileno tan abundantemente bendecida como lo ha sido en Schoenstatt?
Conocemos la respuesta, es ley fundamental entre nosotros: ¡Nada sin nosotros, pero tampoco nada sin la Sma. Virgen y la Sma. Trinidad! Está entonces en nuestras manos, que surja también desde aquí un gran movimiento de renovación y que con este fin se ofrezcan personas en Chile a la Sma. Virgen.

20.d. Depositamos el cetro, por lo tanto, en las manos de nuestra Madre y Reina Tres Veces Admirable de Schoenstatt. Desde ahora en adelante Ella debe reinar y regir aquí y desarrollar su actividad de educadora. Por eso cantamos y rezamos: "Empuña el cetro...".
(Platica Padre José Kentenich 20 de mayo 1949 )



El Señor ha ascendido a los cielos352
dejando tras de sí a los que anhelan su venida;
a tu corazón y a tus ojos
los embarga una honda nostalgia,
pero la felicidad de tu Hijo
también te hace dichosa.

Madre, que en todo momento añore el cielo
para que, como el tuyo,
mi corazón sea amplio y generoso. 
(Padre José Kentenich del libro hacia el Padre) 

INTROITUS



Liturgia de la Palabra

 10. La palabra de Dios y el misterio eucarístico han sido honrados por la Iglesia con una misma veneración, aunque don diferente culto. La Iglesia siempre quiso y determinó que así fuera, porque, impulsada por el ejemplo de su Fundador, nunca ha dejado de celebrar el misterio pascual de Cristo, reuniéndose para leer "todos los pasajes de la Escritura que se refieren a él"
(Lc 24, 27) y realizando la obra de la salvación por medio del memorial del Señor y de los sacramentos.
Por tanto, conviene recordar siempre que la palabra divina que lee y anuncia la Iglesia en la liturgia conduce, como a su propio fin, al sacrificio de la alianza y al banquete de la gracia, es decir, a la eucaristía. Así pues, la celebración de la misa, en la que se escucha la palabra y se ofrece y se recibe la eucaristía, constituye un solo acto de culto divino, con el cual se ofrece a Dios el sacrificio de alabanza y se realiza plenamente la
redención del hombre.
( ORDENACIÓN DE LAS LECTURAS DE LA MISA)


 EVANGELIO


EVANGELIO (Mc 16,15-20)
Lectura del Santo Evangelio según San Marcos.

En aquel tiempo se apareció Jesús a los doce y les dijo: «Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado se salvará, pero el que no crea se condenará. A los que crean les acompañarán estos prodigios: en mi nombre echarán los demonios; hablarán lenguas nuevas; agarrarán las serpientes y, aunque beban veneno, no les hará daño; pondrán sus manos sobre los enfermos y los curarán».Jesús, el Señor, después de haber hablado con ellos, subió al cielo y se sentó a la diestra de Dios. Ellos se fueron a predicar por todas partes. El Señor cooperaba con ellos y confirmaba su doctrina con los prodigios que los acompañaban.

EVANGELIUM SECUNDUM MARCUM
15 Et dixit eis: “ Euntes in mundum universum praedicate evangelium omni creaturae.
16 Qui crediderit et baptizatus fuerit, salvus erit; qui vero non crediderit, condemnabitur.
17 Signa autem eos, qui crediderint, haec sequentur: in nomine meo daemonia eicient, linguis loquentur novis,18 serpentes tollent, et, si mortiferum quid biberint, non eos nocebit, super aegrotos manus imponent, et bene habebunt ”.
19 Et Dominus quidem Iesus, postquam locutus est eis, assumptus est in caelum et sedit a dextris Dei.
20 Illi autem profecti praedicaverunt ubique, Domino cooperante et sermonem confirmante, sequentibus signis.

HOMILIA 





PREPARACION DE LAS OFRENDAS 
 
Prex Eucharistica PLEGARIA EUCARISTICA
Ahora se elige alguna de las Plegarias Eucarísticas
PLEGARIA EUCARÍSTICA III

31. El sacerdote, con las manos extendidas, dice:
Santo eres en verdad, Padre,
y con razón te alaban todas tus criaturas,
ya que por Jesucristo, tu Hijo, Señor nuestro,
con la fuerza del Espíritu Santo,
das vida y santificas todo,
y congregas a tu pueblo sin cesar,
para que ofrezca en tu honor
un sacrificio sin mancha
desde donde sale el sol hasta el ocaso.

32. Junta las manos y, manteniéndolas extendidas sobre las ofrendas, dice:
Por eso, Padre, te suplicamos
que santifiques por el mismo Espíritu
estos dones que hemos separado para ti,

 Junta las manos y traza el signo de la cruz sobre el pan y el cáliz conjuntamente, diciendo:
de manera que sean
Cuerpo y Sangre de Jesucristo,
Hijo tuyo y Señor nuestro,
Junta las manos.
que nos mandó celebrar estos misterios.

33. En las fórmulas que siguen, las palabras del Señor han de pronunciarse con claridad, como lo requiere la naturaleza de éstas.
Porque él mismo, la noche en que iba a ser entregado,
Toma el pan y, sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue:
tomó pan, y dando gracias te bendijo, lo partió
y lo dio a sus discípulos, diciendo:



Se inclina un poco.
Tomad y comed todos de él, porque esto es mi Cuerpo, que será entregado por vosotros.
Muestra el pan consagrado al pueblo, lo deposita luego sobre la patena y lo adora haciendo genuflexión.

34. Después prosigue:
Del mismo modo, acabada la cena,
Toma el cáliz y, sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue:
tomó el cáliz,
dando gracias te bendijo,
y lo pasó a sus discípulos, diciendo:
Se inclina un poco.
Tomad y bebed todos de él,
porque éste es el cáliz de mi Sangre,
Sangre de la alianza nueva y eterna,
que será derramada por vosotros
y por todos los hombres
para el perdón de los pecados.
Haced esto en conmemoración mía.


Muestra el cáliz al pueblo, lo deposita luego sobre el corporal y lo adora haciendo genuflexión.

35. Luego dice una de las siguientes fórmulas:
1 Éste es el Sacramento de nuestra fe.
O bien:
Éste es el Misterio de la fe.
Y el pueblo prosigue, aclamando:
Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección.
¡Ven, Señor Jesús!
2 Aclamad el Misterio de la redención:
Y el pueblo prosigue, aclamando:
Cada vez que comemos de este pan
y bebemos de este cáliz, anunciamos tu muerte, Señor, hasta que vuelvas.
3 Cristo se entregó por nosotros.
Y el pueblo prosigue, aclamando:
Por tu cruz y resurrección
nos has salvado, Señor.

DOXOLOGÍA
Por Cristo, con él y en él,
a ti, Dios Padre omnipotente,
en la unidad del Espíritu Santo,
todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.

AGNUS DEI

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi: miserere nobis.
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi: miserere nobis.
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi: dona nobis pacem





Jesús muere diciendo: Pater, in manus tuas commendo spiritum meum,consummatum est, Padre en tus manos entrego mi alma. Todo se ha consumado. Adorar a Jsesús que por la comuníon entrega en manos de todos los hombres, cuerpo, sangre, alma y divinidad, todo cuanto es . Unamos al sacerdote y adoremos a Jesús bajado de la cruz y recibido en los brazos de su Santísima Madre. Tomémolos también nosotros, apretarlos a nuestro corazón y que nunca salga de él.
(San Pedro Julian Eymard,apostol de la Eucaristía) 

 
ORACION DESPUES DE LA COMUNION
Oremus
Dios todopoderoso y eterno, que nos permites participar en la tierra de los misterios divinos, concede que nues­tro fervor cristiano nos oriente hacia el cielo, donde ya nuestra naturaleza humana está contigo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Omnípotens sempitérne Deus, qui in terra constitútos divína tractáre concédis, præsta, quæsumus, ut illuc tendat christiánæ devotiónis afféctus, quo tecum est nostra substántia. Per Christum.



 
Oratio Super Populum
BENDICIONES SOLEMNES
Inclinaos para recibir la bendición.
Luego, el sacerdote, extendidas las manos sobre el pueblo, dice la bendición.
Todos responden: Amen.

Santo es Dios;167
 todo debe consagrarse
y ser y obrar santamente
 (Padre Jose Kentenich del libro hacia el Padre)


EN PROCESION NOS DIRIGIMOS AL SANTUARIO, A ORAR EL REGINA COELI A LA MATER







V. Alégrate, Reina del cielo; aleluya.
R. Porque el que mereciste llevar en tu seno; aleluya.

V. Ha resucitado, según predijo; aleluya.
R. Ruega por nosotros a Dios; aleluya.

V. Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.
R. Porque ha resucitado Dios verdaderamente; aleluya.

Oración
Oh Dios que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos que por su Madre, la Virgen María, alcancemos el gozo de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.
R. Amén.


Regina coeli, laetare, alleluia: Quia quem meruisti portare, alleluia. Resurrexit sicut dixit, alleluia. Ora pro nobis Deum, alleluia.

V. Gaude et laetare, Virgo Maria, Alleluia,
R. Quia surrexit Dominus vere, alleluia.

Oremus: Deus qui per resurrectionem Filii tui, Domini nostri Iesu Christi, mundum laetificare dignatus es: praesta, quaesumus, ut per eius Genetricem Virginem Mariam, perpetuae capiamus gaudia vitae. Per eundem Christum Dominum nostrum.
R. Amen.








 El objetivo del Año de la Corriente del Santuario 2011-2012


El objetivo del Año de la Corriente del Santuario es afianzar esta red de Santuarios centrados en el Santuario Original, del que fluyen y al que regresan todas las gracias. Todo se ha originado en Schoenstatt y nuestro peregrinar finalmente nos lleva de vuelta ahí. El nuevo entusiasmo que nos embarga por la importancia del Santuario Original en nuestros tiempos, como un lugar de gracias y la presencia de lo santo entre nosotros, como un lugar donde Dios y las naciones se encuentran, y como un lugar de fervor misionero, le da al Año de la Corriente del Santuario un significado más profundo.
P. José María García

ENLACE A IMÁGENES:

No hay comentarios:

Publicar un comentario