Agosto mes de la Solidaridad

Agosto mes de la Solidaridad
Agosto mes de la Solidaridad

martes, 14 de agosto de 2012

Solemnidad de la Asunción de la Virgen María 15 de agosto



Antífona de entrada Cfr. Apoc 12,1
Apareció en el cielo un gran signo: una mujer revestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en su cabeza.

Signum magnum appáruit in cælo: múlier amícta sole, et luna sub pédibus eius, et in cápite eius coróna stellárum duódecim.

Un segno grandioso apparve nel cielo: una donna ammantata di sole, con la luna sotto i suoi piedi e sul capo una corona di dodici stelle.


COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, que
has elevado en cuerpo y alma a los
cielos a la inmaculada Virgen María,
Madre de tu Hijo, concédenos que,
tendiendo siempre hacia los bienes
celestiales, merezcamos participar
con ella de la gloria del cielo. Por Jesucristo,Hijo tuyo y Señor nuestro,
que vive y reina contigo en la unidad
del Espíritu Santo, y es Dios, por los
siglos de los siglos.

Omnípotens sempitérne Deus, qui immaculátam Vírginem Maríam, Fílii tui Genetrícem, córpore et ánima ad cæléstem glóriam assumpsísti, concéde, quæsumus, ut, ad supérna semper inténti, ipsíus glóriæ mereámur esse consórtes. Per Dóminum.

Dio onnipotente ed eterno, che hai innalzato alla gloria del cielo in corpo e anima l'immacolata Vergine Maria, madre di Cristo tuo Figlio, fa' che viviamo in questo mondo costantemente rivolti ai beni eterni, per condividere la sua stessa gloria. Per il nostro Signore Gesù Cristo, tuo Figlio, che è Dio, e vive e regna con te, nell'unità dello Spirito Santo, per tutti i secoli dei secoli. 
LITURGIA DE LA PALABRA
1ª LECTURA Apoc 11, 19; 12, 1-6. 10


Lectura del libro del Apocalipsis.
Se abrió el Templo de Dios que estáen el cielo y quedó a la vista el Arcade la Alianza. Y apareció en el cielo un
gran signo: una Mujer revestida del sol,con la luna bajo sus pies y una coronade doce estrellas en su cabeza. Estaba embarazada y gritaba de dolor porqueiba a dar a luz. Y apareció en el cielo otrosigno: un enorme Dragón rojo como elfuego, con siete cabezas y diez cuernos,
y en cada cabeza tenía una diadema. Sucola arrastraba una tercera parte de lasestrellas del cielo, y las precipitó sobre la tierra. El Dragón se puso delante de laMujer que iba a dar a luz, para devorar asu hijo en cuanto naciera. La Mujer tuvoun hijo varón que debía regir a todas las
naciones con un cetro de hierro. Pero elhijo fue elevado hasta Dios y hasta sutrono, y la Mujer huyó al desierto, dondeDios le había preparado un refugio. Yescuché una voz potente que resonó enel cielo: “Ya llegó la salvación, el poder yel Reino de nuestro Dios y la soberaníade su Mesías”.
Palabra de Dios.

Salmo Sal 44, 10-12. 15-16
R. ¡De pie a tu derecha está la Reina,
Señor!
Una hija de reyes está de pie a tu derecha:es la reina, adornada con tus joyas y conoro de Ofir.  
R.
¡Escucha, hija mía, mira y presta atención!
Olvida tu pueblo y tu casa paterna, y elrey se prendará de tu hermosura. Él estu señor: inclínate ante él.
R.
Las vírgenes van detrás, sus compañerasla guían, con gozo y alegría entran alpalacio real. 
R.

2ª LECTURA 1Cor 15, 20-27
Lectura de la primera carta del Apóstol
san Pablo a los cristianos de Corinto.
Hermanos: Cristo resucitó de entre los muertos, el primero de todos. Porque la muerte vino al mundo por medio de un hombre, y también por medio de un
hombre viene la resurrección. En efecto,así como todos mueren en Adán, asítambién todos revivirán en Cristo, cadauno según el orden que le corresponde:Cristo, el primero de todos; luego, aquellos que estén unidos a Él en el momentode su Venida. En seguida vendrá el fin,
cuando Cristo entregue el Reino a Dios,el Padre, después de haber aniquilado todo Principado, Dominio y Poder. Porque es necesario que Cristo reine hasta
que ponga a todos los enemigos debajo de sus pies. El último enemigo que será vencido es la muerte, ya que Dios “todo lo sometió bajo sus pies”.
Palabra de Dios.

EVANGELIO Lc 1, 39-56
Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas.


María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas ésta oyó el saludo de María, el niño saltó
de alegría en su vientre, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: “¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi vientre. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor”. María dijo entonces: “Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque Él miró con bondad la pequeñez de su servidora.
En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! Su misericordia se extiende de
generación en generación sobre aquéllos que lo temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió
a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre”. María
permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.
Palabra del Señor.
ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Llegue hasta ti, Señor, la ofrenda de
nuestro servicio, y, por la intercesión de
la santísima Virgen María, elevada al
cielo, haz que nuestros corazones, encendidosen el fuego de tu amor, tiendan
incesantemente hacia ti. Por Jesucristo,
nuestro Señor.

Ascéndat ad te, Dómine, nostræ devotiónis oblátio, et, beatíssima Vírgine María in cælum assúmpta intercedénte, corda nostra, caritátis igne succénsa, ad te iúgiter aspírent. Per Christum.

Salga a te, Signore, il sacrificio che la Chiesa ti offre nella festa di Maria Vergine assunta in cielo, e per sua intercessione i nostri cuori, ardenti del tuo amore, aspirino continuamente a te. Per Cristo nostro Signore.


PLEGARIA EUCARISTICA
PREFACIO
La Gloria de María elevada al Cielo

S. El Señor esté con ustedes.
A. Y con tu espíritu.
S. Levantemos el corazón.
A. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
S. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
A. Es justo y necesario.
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por
Cristo, Señor nuestro.
Porque hoy fue elevada al cielo la Virgen Madre de Dios, como anticipo e imagen de la perfección que alcanzará tu Iglesia, garantía de consuelo y esperanza para
tu pueblo peregrino.
Con razón, tú no quisiste que ella sufriera la corrupción del sepulcro, ya que había engendrado en su seno al autor de la vida, Jesucristo, Hijo tuyo y Señor nuestro. Por eso, unidos a todos los ángeles, te alabamos, llenos de alegría:
Santo, Santo, Santo…



ORACION DESPUES DE LA COMUNION


Hemos recibido, Padre, el sacramento
de la salvación; te pedimos que por
la intercesión de la santísima Virgen
María, elevada al cielo, alcancemos la
gloria de la resurrección. Por Jesucristo,
nuestro Señor.

Sumptis, Dómine, salutáribus sacraméntis, da, quæsumus, ut, intercessióne beátæ Maríæ Vírginis in cælum assúmptæ, ad resurrectiónis glóriam perducámur. Per Christum.

O Dio, che in questo sacrificio eucaristico ci hai resi partecipi della tua salvezza, fa' che per l'intercessione della Vergine Maria assunta in cielo giungiamo alla gloria della risurrezione. Per Cristo nostro Signore. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario