Agosto mes de la Solidaridad

Agosto mes de la Solidaridad
Agosto mes de la Solidaridad

jueves, 31 de enero de 2013

Santuario Cenáculo de Bellavista. Tercer Domingo del tiempo ordinario. 27 de enero











Más tajante que espada de doble filo 53
se ha mostrado la Palabra de Dios:
separa con fuerza espíritu y alma
y dispone a la transformación interior.

Impetuosa separa médula y coyuntura 54
hace fuertes y amplios los corazones;
es juez del pensar humano;
es hoguera para el amor divino.

Es martillo que destroza 55
Lo que en el camino estorba, 
lo que nos detiene en la senda hacia Dios
Y perturba y disminuye nuestro amor.

Es semilla que arraiga 56
si cae en buen terreno;
que trae fruto centuplicado
si penetra hondo en los corazones.

(Hacia el Padre. P. José Kentenich)


La liturgia de hoy nos presenta, juntos, dos pasajes distintos del Evangelio de Lucas. El primero (1,1-4) es el prólogo, dirigido a un tal «Teófilo»; porque este nombre en griego significa «amigo de Dios», podemos ver en él a cada creyente que se abre a Dios y quiere conocer el Evangelio. En cambio, el segundo pasaje evangélico (4,14-21) nos presenta a Jesús que «con la potencia del Espíritu» se dirige el sábado a la sinagoga de Nazaret. Como buen observante, el Señor no se sustrae al ritmo litúrgico semanal y se une a la asamblea de sus compatriotas en la oración y en la escucha de las Escrituras. El rito prevé la lectura de un texto de la Tora o de los Profetas, seguida por un comentario. Ese día Jesús se levantó para leer y encontró un pasaje del profeta Isaías que inicia así: «El Espíritu del Señor está sobre mí, / porque me ha consagrado por la unción./ Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres » (61,1-2). Orígenes comenta: «No es una casualidad que haya abierto el libro y encontrado el capítulo de la lectura que profetiza sobre él, sino también esto fue obra de la providencia de Dios» (Homilías sobre el Evangelio de Lucas, 32,3). Jesús de hecho, finalizada la lectura, en un silencio cargado de atención, dice: «Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír» (Lc 4,21). San Cirilo de Alejandría afirma que el «hoy», colocado entre la primera y la última venida de Cristo, está ligado a la capacidad del creyente de escuchar y arrepentirse (cfr PG 69, 1241). Pero, en sentido aún más radical, Jesús mismo es «el hoy» de la salvación en la historia, porque lleva a cumplimiento la plenitud de la redención. El término «hoy», muy querido a san Lucas (cfr 19,9; 23,43), nos conduce al título cristológico preferido por el mismo Evangelista, aquel de «salvador» (sōtēr). Ya en los relatos de la infancia, él está presente en las palabras del ángel a los pastores: « Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor» (Lc 2,11).
(Ángelus Domini, Benedicto XVI tercer Domingo del tiempo ordinario)


RITO DE ENTRADA
ENTRADA






ORACION COLECTA


LITURGIA DE LA PALABRA
LECTURAS BÍBLICAS



EVANGELIO



Evangelio según San Lucas 1,1-4.4,14-21. 
Muchos han tratado de relatar ordenadamente los acontecimientos que se cumplieron entre nosotros,
tal como nos fueron transmitidos por aquellos que han sido desde el comienzo testigos oculares y servidores de la Palabra.
Por eso, después de informarme cuidadosamente de todo desde los orígenes, yo también he decidido escribir para ti, excelentísimo Teófilo, un relato ordenado, a fin de que conozcas bien la solidez de las enseñanzas que has recibido.
Jesús volvió a Galilea con del poder el Espíritu y su fama se extendió en toda la región.
Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.
Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura.
Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él.
Entonces comenzó a decirles: "Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír
". 

HOMILÍA




LITURGIA EUCARÍSTICA

PREPARACIÓN DE LOS DONES








ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS




PLEGARIA EUCARISTICA

EPICLESIS
Epíclesis: con la cual la Iglesia, por medio de invocaciones especiales, implora la fuerza del Espíritu Santo para que los dones ofrecidos por los hombres sean consagrados, es decir, se conviertan en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo, y para que la víctima inmaculada que se va a recibir en la Comunión sirva para la salvación de quienes van a participar en ella.
(IGMR 78 . Instrucción Misal Romano)



NARRACIÓN DE LA INSTITUCIÓN Y CONSAGRACIÓN









ANÁMNESIS-OBLACIÓN-INTERCESIONES



DOXOLOGÍA

RITO DE LA COMUNIÓN
COMUNIÓN






ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


RITO DE CONCLUSIÓN
SALUDO Y BENDICIÓN DEL SACERDOTE-DESPEDIDA-BESO DEL ALTAR













Año de la corriente misionera (10/2012 - 10/2013). Rumbo a ls 100 años del movimiento de Schoenstatt

El espíritu de las actas de fundación es siempre el mismo: una alianza de amor perfecta de la Madre y Reina tres veces admirable de Schoenstatt con la Familia de Schoenstatt, una alianza de amor perfecta, que recibe su impronta original, por la perfecta fe en la Providencia divina y se expresa en una perfecta conciencia de misión. ¡Tres expresiones importantes!
P. José Kenichent)





No hay comentarios:

Publicar un comentario