Agosto mes de la Solidaridad

Agosto mes de la Solidaridad
Agosto mes de la Solidaridad

domingo, 3 de marzo de 2013

Benedicto XVI, legó tres encíclicas

Autor: . | Fuente: El Observador
Tres Encíclicas que estremecieron al mundo
Benedicto XVI, legó tres encíclicas a la humanidad



Una encíclica es una carta solemne que dirige el Papa a todos los obispos y fieles del orbe católico para exponer determinados puntos de la doctrina cristiana en torno a alguna materia en particular. Por lo mismo, su contenido es verdaderamente trascendental y perenne, lo más importante que escribe un Papa. En el caso de Benedicto XVI, legó tres de ellas a la humanidad, la primera cuando aún no cumplía un año de haberse convertido en el pastor de la Iglesia de Jesucristo. Como es tradicional, todas ellas son conocidas por su título en latín. 

Deus caritas est 

La primera encíclica fue publicada por Benedicto XVI el 25 de enero de 2006. Deus caritas est significa «Dios es amor».

A diferencia de otros pontífices, no trazó en esta primera encíclica, como suele ser la tradición, las líneas de lo que sería su pontificado.

El documento trata sobre el amor cristiano. 
Enseña el Papa que:
  La opción fundamental de la vida es creer en el amor de Dios, pues no se comienza a ser cristiano sino por el encuentro con Jesús.
  El amor es «divino» porque proviene de Dios y a Dios nos une y nos convierte en una sola cosa.
  Hay una inseparable relación entre amor a Dios y amor al prójimo.
  Eros es el nombre que los antiguos griegos dieron al amor entre hombre y mujer; éste, puesto en la naturaleza del hombre por su mismo Creador, tiene necesidad de disciplina, de purificación y de maduración para no degradarse en puro "sexo".
  Hay otros términos en lengua griega relativos al amor, como philia (amor de amistad) y agapé, muy usado este último en los escritos neotestamentarios.
  El agapé es el amor gratuito y desinteresado, el amor incondicional.
  El eros de Dios para con el hombre es a la vez agapé, no sólo porque se da del todo gratuitamente sino también porque es amor que perdona. En Jesucristo, que es el amor encarnado de Dios, el eros-agapé alcanza su forma más radical.
  El amor (caritas) siempre será necesario, incluso en la sociedad más justa. 


Spe salvi 

La segunda encíclica del Papa Ratzinger fue dada a conocer a la Iglesia el 30 de noviembre de 2007. Se llama Spe salvi, que quiere decir «Salvados en la esperanza».

Aquí Benedicto XVI hace una magistral exposición teológica de lo que es la esperanza cristiana, y critica la idea de «fe en la razón y el progreso» dirigida a tratar de recuperar el «paraíso perdido».

Aquí se resumen algunos de sus puntos principales:
  La salvación se ofrece en el sentido de que se nos ha dado una esperanza fiable gracias a la cual podemos afrontar el presente.
  Quien tiene esperanza vive de otra manera; se le ha dado una vida nueva.
  «Esperanza» es una palabra central de la fe bíblica, hasta el punto de que en muchos pasajes las palabras «fe» y «esperanza» parecen intercambiables.
  Llegar a conocer a Dios, al Dios verdadero, eso es lo que significa recibir esperanza.
  El cristianismo no trae un mensaje socio-revolucionario, Jesús no trajo una liberación política sino el encuentro con el Señor de todos los señores, el encuentro con el Dios vivo y, así, el encuentro con una esperanza más fuerte que los sufrimientos.
  Quien no conoce a Dios, aunque tenga múltiples esperanzas, en el fondo está sin esperanza, sin la gran esperanza que sostiene toda la vida. 

Caritas in veritate

Por último, Caritas in veritate es de carácter social y fue entregada al mundo por el pontífice alemán el 29 de junio de 2009.

La traducción del nombre de esta encíclica es «Caridad en la verdad», y presenta cómo deben integrarse precisamente la caridad y la verdad en el desarrollo integral del ser humano. También explica que, más que un cambio del sistema económico, es necesario un cambio de mentalidad de las personas que actúan en la economía; por eso apunta hacia la recuperación de «los principios tradicionales de la ética social», tales como la transparencia, la honestidad y la responsabilidad" pero también en dando espacio a la gratuidad y a la solidaridad.

Aquí algunas de sus enseñanzas fundamentales:
  La caridad es el don más grande que Dios ha dado a los hombres. Es la vía maestra de la doctrina social de la Iglesia.
  El origen de la caridad es el amor que brota del Padre por el Hijo, en el Espíritu Santo.
  Los hombres son destinatarios del amor de Dios, y al mismo tiempo llamados a difundir la caridad de Dios.
  La justicia es la primera vía de la caridad. Por un lado, la caridad exige la justicia; por otro, la caridad supera la justicia y la completa siguiendo la lógica de la entrega y el perdón.
  La verdadera caridad manifiesta siempre el amor de Dios.
  El compromiso por el bien común, cuando está inspirado por la caridad, tiene un valor superior al compromiso secular y político.
  La fidelidad a la verdad es la única garantía de libertad y de la posibilidad de un desarrollo humano integral.
  La apertura a la vida está en el centro del verdadero desarrollo.

La cuarta encíclica

Se especulaba que si Benedicto XVI había escrito encíclicas sobre la esperanza y el amor, seguramente escribiría otra sobre la otra virtud teologal, la fe; más aún habiendo convocado un Año de la Fe.

Y, sí, en agosto de 2012 el cardenal Bertone, secretario del Estado Vaticano, confirmó que el Papa estaba preparando esa encíclica «como un regalo por el Año de la Fe».

A menos que en estos escasos días que le quedan de pontificado se hiciera la publicación, la cual ciertamente no se ha anunciado, la cuarta encíclica no verá la luz. Si más tarde se publicara, probablemente se le tendrá que considerar con un carácter diferente al de un documento pontificio.


Fuente:catholic.net
Enlace a las encíclicas:www.vatican.va

No hay comentarios:

Publicar un comentario