Agosto mes de la Solidaridad

Agosto mes de la Solidaridad
Agosto mes de la Solidaridad

jueves, 20 de febrero de 2014

Santuario Cenáculo de Bellavista. Domingo 6 del tiempo ordinario. 16 de febrero 2014















Así como prepárate una morada
en tu Madre y Compañera
al dar ella su Sí,
has enriquecido mi corazón.

Estás enteramente con tu ser 
en el santuario de mi corazón
así como reinas en el cielo
y habitas glorioso junto al Padre.

Te adoro con fe 
Y me ofrezco a ti como instrumento
Nada retengo para mi,
Tu honra es mi felicidad.

A ti te pertenece cuanto tengo,
hasta la última gota de mi sangre,
a ti, mi corazón y mi voluntad,
mi, alegría y mi dolor.

Quítame lo que tengo y lo que soy,
te lo entrego todo;
úsalo para la salvación de los hombres,
aunque deba sufrir por ello.

 (Del libro Hacia el Padre. Nro 141,143,144,147,148.P José Kentenich)









Un Viernes Santo no se puede pasar sino con Cristo; no solo con los hombres, sino junto a Él; siguiéndole paso a paso, de Jerusalén a Getsemaní, del Huerto donde Caifás, hasta Pilato y Herodes, y acompañándolo al Calvario. Por eso, el Viernes Santo es día de retiro de silencio, de mortificación. Hoy es día de ayuno: ¿nos atreveremos a decir “tengo hambre”, cuando el debió decir hoy “tengo sed”
¿Pensaremos en la dureza de un lecho, cuando él fue clavado al madero sobre el cual fue extendido?

(Diario 1-143,8.4.55 Viernes Santo. Siervo de Dios Mario Hiriart)













RITOS INICIALES
ENTRADA




LITURGIA DE LA PALABRA
PRIMERA LECTURA-SALMO RESPONSORIAL-SEGUNDA LECTURA









LECTURA DEL EVANGELIO




Del santo Evangelio según san Mateo: 5, 17-37




En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "No crean que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolirlos, sino a darles plenitud. Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley. Por lo tanto, el que quebrante uno de estos preceptos menores y enseñe eso a los hombres, será el menor en el Reino de los cielos; pero el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los cielos. Les aseguro que si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, ciertamente no entrarán ustedes en el Reino de los cielos.

Han oído que se dijo a los antiguos: No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal. Pero yo les digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado también ante el tribunal; el que insulte a su hermano, será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo.
Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda. Arréglate pronto con tu adversario, mientras vas con él por el camino; no sea que te entregue al juez, el juez al policía y te metan a la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo. También han oído que se dijo a los antiguos: No cometerás adulterio. Pero yo les digo que quien mire con malos deseos a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón. Por eso, si tu ojo derecho es para ti ocasión de pecado, arráncatelo y tíralo lejos, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él sea arrojado al lugar de castigo. Y si tu mano derecha es para ti ocasión de pecado, córtatela y arrójala lejos de ti, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él sea arrojado al lugar de castigo. También se dijo antes: El que se divorcie, que le dé a su mujer un certificado de divorcio. Pero yo les digo que el que se divorcia, salvo el caso de que vivan en unión ilegítima, expone a su mujer al adulterio, y el que se casa con una divorciada comete adulterio. Han oído que se dijo a los antiguos: No jurarás en falso y le cumplirás al Señor lo que le hayas prometido con juramento. Pero yo les digo: No juren de ninguna manera, ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es donde Él pone los pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey. Tampoco jures por tu cabeza, porque no puedes hacer blanco o negro uno solo de tus cabellos. Digan simplemente sí, cuando es sí; y no, cuando es no. Lo que se diga de más, viene del maligno"





HOMILÍA











LITURGIA  EUCARÍSTICA
PREPARACIÓN DE LOS DONES













ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS




PLEGARIA EUCARÍSTICA
EPÍCLESIS




NARRACIÓN DE LA INSTITUCIÓN Y CONSAGRACIÓN POR LAS PALABRAS Y ACCIONES DE CRISTO


















ANÁMNESIS-OBLACIÓN-INTERCESIONES











DOXOLOGÍA





RITO DE COMUNIÓN 

 ORACIÓN DEL SEÑOR





RITO DE LA PAZ



FRACCIÓN DEL PAN




COMUNIÓN 













ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN




RITO DE CONCLUSIÓN
BENDICIÓN DEL SACERDOTE




BESO DEL ALTAR



PEREGRINACIÓN AL SANTUARIO











REZO DEL ÁNGELUS Y LA PEQUEÑA CONSAGRACIÓN





















1914- 2014
CIEN AÑOS DE LA ALIANZA DE AMOR




No hay comentarios:

Publicar un comentario