Agosto mes de la Solidaridad

Agosto mes de la Solidaridad
Agosto mes de la Solidaridad

viernes, 21 de marzo de 2014

Entonces Pedro le dijo a Jesús: "Señor, ¡qué bueno sería quedarnos aquí!

SANTUARIO CENÁCULO DE BELLAVISTA.
PRESIDIO LA  MISA EL PADRE  DARIO BALBONTIN SPOERER
SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA










Tu Santuario irradia sobre nuestro tiempo 
los resplandores y la gloria del Sol del Tabor.

Donde se manifiesta con claridad el Sol de Cristo
y, como en el Tabor,
traza un recorrido victorioso,
allí es bueno estarse,
allí se está como en el paraíso,
pues el espíritu Santo  ha establecido su morada.

Vaso entregado al Espíritu de Santidad 
envuelta enteramente
por el Sol resplandeciente del Tabor,
actúas en Schoenstatt
bondadosa Medianera,

guiándonos hacia el Espíritu Santo.
(Del libro hacia el Padre. Siervo de Dios P. José Kentenich nro 196-198)








Por eso, tengo que estar con mi corazón abierto bajo la cruz… Tengo que hacerme realmente sensible a los sacrificios de Cristo y a los tuyos, para hacerme sensible a la gracia, a sus impulsos e insinuaciones. Madrecita querida, dame delicadeza de oído, particularmente ante lo me llega por sufrimiento y peticiones de sacrificios que me haga mi Padre Celestial.

(Diario V.361   1.7.60 Siervo de Dios Mario Hiriart)





RITOS INICIALES
ENTRADA





LITURGIA DE LA PALABRA
PRIMERA LECTURA-SALMO RESPONSORIAL-SEGUNDA LECTURA














LECTURA DEL EVANGELIO




Del santo Evangelio según san Mateo: 17, 1-9

En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan, el hermano de éste, y los hizo subir a solas con Él a un monte elevado. Ahí se transfiguró en su presencia: su rostro se puso resplandeciente como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la nieve. De pronto aparecieron ante ellos Moisés y Elías, conversando con Jesús. Entonces Pedro le dijo a Jesús: "Señor, ¡qué bueno sería quedarnos aquí! Si quieres, haremos aquí tres chozas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías".
Cuando aún estaba hablando, una nube luminosa los cubrió y de ella salió una voz que decía: "Éste es mi Hijo muy amado, en quien tengo puestas mis complacencias; escúchenlo". Al oír esto, los discípulos cayeron rostro en tierra, llenos de un gran temor. Jesús se acercó a ellos, los tocó y les dijo: "Levántense y no teman". Alzando entonces los ojos, ya no vieron a nadie más que a Jesús.
Mientras bajaban del monte, Jesús les ordenó: "No le cuenten a nadie lo que han visto, hasta que el Hijo del hombre haya resucitado de entre los muertos"
S: Palabra del Señor .Te alabamos Señor







HOMILÍA







LITURGIA EUCARÍSTICA
PREPARACIÓN DE LOS DONES















ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS





PLEGARIA EUCARÍSTICA
EPÍCLESIS




NARRACIÓN DE LA INSTITUCIÓN Y CONSAGRACIÓN
EL CUERPO








LA SANGRE








ANÁMNESIS-OBLACIÓN-INTERCESIONES









DOXOLOGÍA FINAL






RITO DE COMUNIÓN



COMUNIÓN






















ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN




RITO DE CONCLUSIÓN


BENDICIÓN DEL SACERDOTE




BESO DEL ALTAR POR PARTE DEL SACERDOTE




CAMINO AL SANTUARIO PARA CONSAGRARNOS A LA MATER









REZO DEL ÁNGELUS Y CONSAGRACIÓN A LA MATER
















AÑO JUBILAR EN LOS 100 AÑOS DE LA ALIANZA DE AMOR

1914-2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario