martes, 17 de octubre de 2017

Bellavista en primavera







Misión de Cenáculo




En el día de Pentecostés había en Jerusalén gente de todas las naciones que, en número de varios miles, escucharon a los apóstoles cuando éstos acababan de recibir el Espíritu en el Cenáculo, por intercesión de María. 
Por obra de un milagro, cada uno entendió en su propia lengua el mensaje de Cristo que los apóstoles anunciaban. Así, éste se convirtió aquel día en mensaje para el mundo entero, irrumpiendo más allá de las fronteras de Palestina, que pronto los mismos apóstoles cruzarían para llevar el Evangelio a todos los pueblos. 

Algo semejante, anuncia el Kentenich, sucederá desde Bellavista. El nuevo Santuario tiene una misión de Cenáculo y, desde él, Schoenstatt va a ser conocido en toda la Iglesia.

(Padre Hernán Alessandri M.)

































































































Santuario Cenáculo de Bellavista
15 de octubre 2017
Fotos y videos Antonio Barbagelata Figari