Segundo Domingo de Adviento

Segundo Domingo de Adviento
Segundo Domingo de Adviento

domingo, 28 de octubre de 2018

Oremos para que Mario sea Venerable

SIERVO DE DIOS 
MARIO HIRIART
1931-1964

HIJO PREDILECTO DE BELLAVISTA

"VENERABLE"

El padre Ricardo Bravo nos habla de Mario en la homilía





La misa de este domingo 28 de octubre, se celebró y se ofreció en unión a nuestro hermano Mario Hiriart, siervo de Dios (1931-1964), cuya tumba se encuentra a la sombra de este santuario de Bellavista.
Su causa se encuentra en Roma. Este martes 30 de octubre se reunirán cardenales y obispos, miembros de la Congregación de los Santos, quienes escucharán  los estudios que han escrito los 8 teólogos que recibieron la Positio de Mario, esto es, la síntesis de toda la documentación que se requiere en una causa, y darán su voto positivo o negativo, para que nuestro querido siervo de Dios, sea candidato para nombrarlo “Venerable”, decisión que luego confirmará el Papa Francisco.
Estos teólogos, en su informe, deberán relatar y documentar lo que han descubierto en la vida del siervo de Dios, sobre todo, si ha vivido las virtudes que lo asemejan a Cristo, con toda heroicidad. 
En la gracia de estos días decisivos, no solo queremos implorar que nuestra Madre colabore en esta causa que nos trae un modelo de santidad laical, sino que queremos vivir con la misma actitud filial de Mario, con su permanente ‘Sí’ hecho estilo de vida, que según él “es precisamente lo característico de la santidad del laico”.







“¡Ánimo, levántate! Él te llama”.

DOMINGO 28 DE OCTUBRE 2018
TRIGÉSIMO DEL TIEMPO ORDINARIO

SANTUARIO CENÁCULO DE BELLAVISTA
CELEBRÓ PADRE RICARDO BRAVO

CORO "INSTRUMENTO DE MARÍA"



HOMILÍA



+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos 10, 46-52



Cuando Jesús salía de Jericó, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud, el hijo de Timeo -Bartimeo, un mendigo ciego- estaba sentado junto al camino. Al enterarse de que pasaba Jesús, el Nazareno, se puso a gritar: “¡Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí!” Muchos lo reprendían para que se callara, pero él gritaba más fuerte: “¡Hijo de David, ten piedad de mí!”

Jesús se detuvo y dijo: “Llámenlo”.

Entonces llamaron al ciego y le dijeron: “¡Ánimo, levántate! Él te llama”.

Y el ciego, arrojando su manto, se puso de pie de un salto y fue hacia Él. Jesús le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?”

Él le respondió: “Maestro, que yo pueda ver”.

Jesús le dijo: “Vete, tu fe te ha salvado”. En seguida comenzó a ver y lo siguió por el camino.























Antífona de entrada             Cf. Sal 104, 3-4

Que la alegría llene el corazón de los que buscan al Señor. Busquen al Señor y serán fuertes, busquen siempre su rostro.

Lætétur cor quæréntium Dóminum.
Quærite Dóminum, et confirmámini,

quærite fáciem eius semper.



LITURGIA DE LA PALABRA








SALMO RESPONSORIAL







EVANGELIO



HOMILÍA












LITURGIA EUCARÍSTICA





















REZO DEL ROSARIO Y CONSAGRACION A LA MATER











FOTOS Y AUDIOVISUAL: ANTONIO BARBAGELATA FIGARI
LITURGIA A CARGO DE LA PASTORAL DE BELLAVISTA