70 años de Bellavista

70 años de Bellavista
MES JUBILAR MAYO 2019

jueves, 23 de mayo de 2019

Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros.

DOMINGO QUINTO DE PASCUA
19 DE MAYO 2019

SANTUARIO CENÁCULO DE BELLAVISTA

PRESIDIÓ PADRE JUAN IGNACIO PACHECO
COLOR LITÚRGICO BLANCO




HOMILÍA






 Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san 

Juan 13, 31-33a. 34-35


Durante la Última Cena, después que Judas salió, Jesús dijo:

Ahora el Hijo del hombre ha sido glorificado y Dios ha sido glorificado en Él.

Si Dios ha sido glorificado en Él, también lo glorificará en sí mismo, y lo hará muy pronto. Hijos míos, ya no estaré mucho tiempo con ustedes. Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros. Así como Yo los he amado, ámense también ustedes los unos a los otros.

En esto todos reconocerán que ustedes son mis discípulos: en el amor que se tengan los unos a los otros.









Es como si el ambiente del hogar nos rodeara en estos momentos; como si ángeles estuviesen en medio de nosotros y nos dijesen: "Quítate el calzado, porque el lugar que pisas es tierra santa".

Sí, santo es este lugar, y seguirá haciéndose más y más santo; tierra santa es ésta, porque la Sma. Virgen ha escogido este terruño; tierra santa, porque en el transcurso de os años, de los decenios y de los siglos, desde este lugar surgirán, crecerán y trabajarán fecundamente hombres santos.


Este es un lugar santo, finalmente, porque desde aquí se impondrán santas tareas, es decir, tareas que santifican, sobre débiles hombros.

Platica del padre José Kentenich el 31 de mayo 1949, hace 70 años desde Bellavista en el tercer Hito de Schoesntatt







“Ven tú, madrecita, a recogerme en el santuario, donde yo voy a procurar lo sobrenatural, a buscar fuerzas para unirme a Dios como tú y por tu intercesión. Ven y construye en mí: transfórmame, hazme un poco menos indigno de recibir a tu hijo, un poco menos indigno de llamarme hijo del Padre por la incorporación en Cristo, de llamarme y ser Templo del Espíritu Santo por la vida de la gracia. Ven también a tu Santuario y construye desde allí, en nuestro Chile, un reino extenso y profundo de tu amor".

(Siervo de Dios Mario Hiriart Pulido)












Antífona de entrada Cf. Sal 97, 1-2

Canten al Señor un canto nuevo, porque él hizo maravillas; reveló su victoria a los ojos de las naciones. Aleluya.


Cantate al Signore un canto nuovo,perché ha compiuto prodigi;

a tutti i popoli ha rivelato la salvezza. Alleluia.

Cantáte Dómino cánticum novum,
quia mirabília fecit Dóminus;
ante conspéctum géntium revelávit iustítiam suam, allelúia.



LITURGIA DE LA PALABRA





   SALMO RESPONSORIAL





   EVANGELIO



   HOMILÍA










  
  LITURGIA EUCARÍSTICA

























   DOXOLOGÍA



    COMUNIÓN











  CANTO FINAL

    
   PROCESIÓN AL SANTUARIO





   
   REZO DEL REGINA COELI Y CONSAGRACION A LA MATER






































FOTOS Y AUDIOVISUAL: ANTONIO BARBAGELATA FIGARI