Segundo Domingo de Adviento

Segundo Domingo de Adviento
Segundo Domingo de Adviento

sábado, 17 de mayo de 2014

A 154 días del centenario de la Alianza de Amor

1914-2014






Para nosotros la alianza de amor con la Santísima Virgen, a juzgar por su desarrollo histórico y su fecundidad, es una renovación, consolidación y aseguramiento profundos de la alianza bautismal, vale decir, de la alianza con Cristo y con el Dios Trino. Toda renovación de alianza que se exprese en dicha consagración significa para nuestro pensamiento y voluntad una nueva decisión por Cristo: por su persona, por sus intereses y por su reino. Incluye en sí un nuevo, inequívoco y enérgico movimiento de la voluntad desde abajo hacia lo alto, una renovada decisión por él, el rey del mundo y de los corazones, y simultáneamente un movimiento de la gracia desde lo alto hacia abajo, desde él hacia nosotros. Es equivalente a un profundo crecimiento en una comunión de amor entre nosotros y él y el Dios Trino.
(Siervo de Dios Padre José Kentenich)



jueves, 15 de mayo de 2014

Mario dialoga con . 15 de mayo 2014



Como en un pequeño triduo, estos diálogos de Mario van hacia su fin. Por supuesto, el último será el de julio, fecha propia -15 de julio- de su paso al Cielo.
Éste es, entonces, 1 de 3 en despedida. Le pedimos especialmente a Mario que interceda por todas las ayudas que necesiten en el día de hoy.   

Causamariohiriart@gmail.com





martes, 13 de mayo de 2014

Y quiere obrar milagros de transformación espiritual, de cobijamiento y fecundidad para el pueblo y la patria...







                                          


20 DE MAYO
1949-2014

Fecha del nacimiento del Santuario Cenáculo de Bellavista


Ella ha elegido tierra chilena para iniciar desde aquí una marcha victoriosa, de modo semejante a como lo hiciera desde el Schoenstatt originario. Ciertamente exige para ello que se cumplan las mismas condiciones... De este modo quiere llegar a ser la gran educadora del pueblo chileno.
La meta que ella persigue la ven ustedes arriba en el cerro: la característica de Santiago, la estatua de la Inmaculada. Y aquí abajo en el valle está el taller de formación, donde la gran educadora del pueblo y de los pueblos, quiere formar fieles imágenes de la Inmaculada..., donde lo divino irrumpe en lo humano, lo sobrenatural en el más acá, donde la Plena de Gracias, ejerce el poder sobre el corazón de su Hijo, y quiere obrar milagros de transformación espiritual, de cobijamiento y fecundidad para el pueblo y la patria...
(Padre José Kentenich, extracto plática 20 de mayo 1949)


SUS CAMPANAS

                                         


                                        


LOS 64 AÑOS DEL SANTUARIO AÑO 2013

                                      


22 DE MAYO CELEBRANDO EL REGALO DEL SANTUARIO ORIGINAL

                                   


22 DE MAYO 2013

                                 


NUEVAS NOVICIAS

                                 



CORPUS CRISTI

                                


II ASAMBLEA ECLESIAL 2013

                                

REZO DEL ANGELUS Y CONSAGRACIÓN A LA MATER, DESPUÉS DE CADA MISA LOS DOMINGOS

                              



18 DE AGOSTO RENOVACIÓN DE LA ALIANZA DE AMOR

                              


ESQUINAZO A LA MATER EN SEPTIEMBRE

                             


UN HIJO DE BELLAVISTA: SIERVO DE DIOS MARIO HIRIART


                           


NUEVOS SACERDOTES

                           


APERTURA DEL AÑO JUBILAR

                            


SE ABREN LAS PUERTAS

                           


DÍA DEL PEREGRINO

                          


EUCARISTÍA

                            


HERMANAS DE MARÍA

                           

CELEBRANDO CINCUENTA AÑOS DE SACERDOCIO DEL PADRE JOSÉ MANUEL LÓPEZ

                           


ROSARIO DE LA AURORA

                              


LA MADRE TRES VECES ADMIRABLE

                               


MES DE MARÍA



BAILES RELIGIOSOS EN LA PIEDAD POPULAR


                                         


MISA DE NAVIDAD. CANTO DEL GLORIA

                                      


NOS CONSAGRAMOS A LA MATER EN LA MISA DE NOCHEBUENA


                                    


CONSAGRACIÓN DEL PAN Y DEL VINO

                                   


SEPULTURA DE LAS HERMANAS DE MARÍA



PESEBRE

                                       


DOMINGO DE RAMOS 

                                        


PEREGRINACIÓN


                                   


DOMINGO DE RAMOS

                                  


JUEVES SANTO

                                  


VIERNES SANTO

                                 


RETIRO DE VIERNES SANTO

                                


                               


LITURGIA DE LA PASIÓN

                              


VÍA CRUCIS REPRESENTACIÓN

                                




VIGILIA PASCUAL

                                         


CANTO DEL REGINA COELI EN LA VIGILIA PASCUAL

                                      


CUASIMODO

     
                              

                             

CONSAGRACIÓN

                            

Sabemos que la fecha del nacimiento del Santuario Cenáculo de Bellavista, 20 de mayo de 1949, está íntimamente ligada a otras fechas importantes, sobre todo al 31 de mayo de aquel mismo año. Ese día el padre Kentenich depositó sobre el altar del recién inaugurado Santuario Cenáculo de Bellavista una carta decisiva en la historia de la Familia, que sería posteriormente  la causa de su destierro de 14 años, decretado por el Santo Oficio..

¿Que contenía esa carta. Hemos insistido mucho en que Dios, a través del Santuario de Schoenstatt, quiere vencer los males de nuestro  tiempo, cuya raíz, según el P, Kentenich, reside en aquella mentalidad que él ha llamado “mecanicista”. Para luchar contra dicha mentalidad- cuyo último producto histórico son las distintas oleadas colectivistas que  sacuden al mundo-suscitó Dios a Schoenstatt y a su Santuario. Desde 1914, la historia de Schoenstatt  ha sido la historia de la lucha contra ese mal. Ahora bien, para el Padre Kentenich, esa carta   del 31 de mayo de 1949, constituyó, a la vez, “la cumbre y el compendio de esa lucha.

Lo importante fue que, al depositar esa Carta sobre el altar del Santuario de Bellavista, el P. Kentenich dio a ese gesto un carácter profético: manifestó haber llegado, por distintas circunstancias, al convencimiento de que, a partir del aquel Santuario, desde el cual él iba a enviar ahora esa Carta tan importante, brotaría gracias especialísima destinadas justamente a llevar adelante y hacer triunfar esa misión y esa lucha sobre las que versaba su carta.

Bellavista nace, como vemos en un momento culminante dela historia de nuestra familia. En un momento en que el Padre se juega entero por la misión de Schoenstatt hacia afuera, hacia la Iglesia y el mundo.

Por eso el Padre Kentenich insiste, ese tiempo, en que Bellavista está llamada a ser un nuevo Cenáculo a partir del cual Schoenstatt de dará a conocer públicamente dentro de la Iglesia. Para hacer está afirmación se apoya también  en otro hecho que le parece muy significativo, a a la luz de la fe práctica en la Divina Providencia, la Provincia chilena  de hermanas Marianas, que habían sido las principales constructoras del Santuario de Bellavista, había escogido para sí, es decir, para la provincia y también para el Santuario, el ideal de “Cenáculo”. En realidad el mismo Padre Kentenich había intervenido de n alguna en  este proceso. Cuando el vino a Chile en 1947, Había ya una larga discusión entre las hermanas en torno a este tema, porque existía también otra corriente que se inclinaba más bien por  el ideal de “Betania”. Pensaban que el Santuario de Bellavista debía llegar a ser un lugar de oración muy tranquilo y lleno de interioridad, donde la gente fuera a buscar reposo espiritual, así como Jesús lo había hecho en Betania en la casa de Lázaro y de sus hermana Marta y María.

La otra corriente, en cambio, opinaba que este Santuario estaba llamado a ser un “Cenáculo”, desde el cual María enviaría a sus apóstoles a conquistar el mundo. Al final primó esta segunda corriente apoyada en cierto modo por el mismo P. Kentenich Por eso el 20 de mayo de 1949 se consagro el nuevo Santuario bajo el Ideal de “Cenáculo”

Inmediatamente, el P. Kentenich relacionó este ideal con todo lo que Schoenstatt estaba viviendo en ese momento de plenitud, especialmente con esa carta en que él daba como la voz de partida para iniciar las grandes luchas de Schoenstatt hacia el exterior. El ve, por un lado, que el Santuario de Bellavista nace justo en el momento en que la historia de la familia llega a una cumbre, en un momento en que Schoenstatt se abre a Iglesia y al mundo. Por eso anuncia que, desde ese Santuario va a surgir una corriente que retornará al Santuario original, llevándole abundantes bendiciones y ayudando a que el mensaje de Schoenstatt penetre la Iglesia y el mundo. Por otro lado, considera el ideal de Cenáculo  como una clara señal de Dios, y anuncia proféticamente que así como a partir del Cenáculo de Jerusalén el cristiano se dio a conocer al exterior de Palestina, así sucederá también con Schoenstatt  a partir de Bellavista, cuyo  Santuario se convertiría en el centro de un nuevo Pentecostés.

El día de Pentecostés había en Jerusalén gente de todas las naciones que, en número de varios miles, escucharon a los Apóstoles cuando éstos acababan de recibir el Espíritu Santo en el Cenáculo, por intercesión de María. Por obra de un milagro, cada uno entendió en su propia lengua el mensaje de Cristo que los apóstoles anunciaban. Así, éste se convirtió aquel día en mensaje para el mundo entero, irrumpiendo más allá de las fronteras de Palestina que pronto los mismos apóstoles cruzarían para levar el Evangelio a todos los pueblos. Algo semejante anuncia el P. Kentenich, sucederá desde Bellavista. El nuevo Santuario tiene una misión de Cenáculo y, desde él, Schoenstatt va a ser conocido en toda la Iglesia.
(Padre Hernán Alessandri M.)

 BELLAVISTA EN EL AÑO JUBILAR.
100 AÑOS DE ALIANZA DE AMOR
 1914- 2014




65 AÑOS  DEL NACIMIENTO DEL SANTUARIO CENÁCULO DE BELLAVISTA
1949-2014




TERCER HITO DE SCHOENSTATT
 31 DE MAYO 1949




5 DE JUNIO  DE 1949 EL P. KENTENICH PROCEDE A LA CORONACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN, EN EL SANTUARIO DE BELLAVISTA



15 DE JULIO 1964-2014
50 AÑOS DE LA PASCUA DEL SIERVO DE DIOS, UN HIJO DE BELLAVISTA
MARIO HIRIART




viernes, 9 de mayo de 2014

A través de los signos, el misterio se abre de alguna manera a los ojos del creyente.




San Juan Pablo II
Jesús se presentó a sí mismo como la «luz del mundo» (Jn 8,12), y esta característica resulta evidente en aquellos momentos de su vida, como la Transfiguración y la Resurrección, en los que resplandece claramente su gloria divina. En la Eucaristía, sin embargo, la gloria de Cristo está velada. El Sacramento eucarístico es un «mysterium fidei» por excelencia. Pero, precisamente a través del misterio de su ocultamiento total, Cristo se convierte en misterio de luz, gracias al cual se introduce al creyente en las profundidades de la vida divina. En una feliz intuición, el célebre icono de la Trinidad de Rublëv pone la Eucaristía de manera significativa en el centro de la vida trinitaria.



La Eucaristía es luz, ante todo, porque en cada Misa la liturgia de la Palabra de Dios precede a la liturgia eucarística, en la unidad de las dos «mesas», la de la Palabra y la del Pan. Esta continuidad aparece en el discurso eucarístico del Evangelio de Juan, donde el anuncio de Jesús pasa de la presentación fundamental de su misterio a la declaración de la dimensión propiamente eucarística: «Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida» (Jn 6,55). Sabemos que esto fue lo que puso en crisis a gran parte de los oyentes, llevando a Pedro a hacerse portavoz de la fe de los otros Apóstoles y de la Iglesia de todos los tiempos: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna» (Jn 6,68). En la narración de los discípulos de Emaús Cristo mismo interviene para enseñar, «comenzando por Moisés y siguiendo por los profetas», cómo «toda la Escritura» lleva al misterio de su persona (cf. Lc 24,27). Sus palabras hacen «arder» los corazones de los discípulos, los sacan de la oscuridad de la tristeza y desesperación y suscitan en ellos el deseo de permanecer con Él: «Quédate con nosotros, Señor» (cf. Lc24,29).


 Es significativo que los dos discípulos de Emaús, oportunamente preparados por las palabras del Señor, lo reconocieran mientras estaban a la mesa en el gesto sencillo de la «fracción del pan». Una vez que las mentes están iluminadas y los corazones enfervorizados, los signos «hablan». La Eucaristía se desarrolla por entero en el contexto dinámico de signos que llevan consigo un mensaje denso y luminoso. A través de los signos, el misterio se abre de alguna manera a los ojos del creyente.

CARTA APOSTÓLICA MANE NOBISCUM DOMINE. EXTRACTOS

CUARTO DOMINGO DEL TIEMPO PASCUAL . DOMINGO 11 DE MAYO-RITOS DE ENTRADA

MISSALE ROMANUM
COLOR LITÚRGICO BLANCO
AÑO A



RITOS INICIALES
RITUS INITIALES
RITI DI INTRODUZIONE

INTROITUS
ANTÍFONA DE ENTRADA Sal. 32,5-6



Toda la tierra está llena del amor del Señor, y su Palabra hizo el cielo. Aleluia.

Misericórdia Dómini plena est terra; verbo Dómini cæli firmáti sunt, allelúia
.
Della bontà del Signore è piena la terra; la sua parola ha creato i cieli. Alleluia.


Reunido el pueblo, el sacerdote con los ministros va al altar, mientras se entona el can­to de entrada.
Cuando llega al altar, el sacerdote con los ministros hace la debida reverencia, besa el altar y, si se juzga oportuno, lo inciensa. Después se dirige con los ministros a la sede. Terminado el canto de entrada, el sacerdote y los fieles, de pie, se santiguan, mientras el sacerdote dice:
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti.
Amen.

Nel nome del Padre del Figlio e dello Spirito Santo.
Amen.
El sacerdote, extendiendo las manos, saluda al pueblo con una de las fórmulas siguientes:

SALUDO
SALUTATIO
SALUTO DEL CELEBRANTE

El Señor esté con vosotros
Dominus vobiscum.
Il Signore sia con voi.

Respuesta
Y con tu espíritu.
Et cum spiritu tuo.
E con il tuo spirito.

ACTO PENITENCIAL
Actus Pænitentialis
ATTO PENITENZIALE

Kyrie, eleison.
Kyrie, eleison.

Christe, eleison.
Christe, eleison.

Kyrie, eleison.
Kyrie, eleison.

Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.
Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad

Signore, pietà.
Signore, pietà.

Cristo, pietà.
Cristo, pietà.

Signore, pietà.
Signore, pietà.

Gloria
Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres
que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria
te alabamos,
te bendecimos,
te adoramos,
te glorificamos,
te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.
Señor Dios, Cordero de Dios,
Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tú que quitas el pecado del mundo
atiende nuestra súplica
tú que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo,
sólo tú Señor,
sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre.
Amén.

Glória in excélsis Deo
et in terra pax homínibus bonae voluntátis.
Laudámus te,
benedícimus te,
adorámus te,
glorificámus te,
grátias ágimus tibi propter magnam glóriam tuam,
Dómine Deus, Rex caeléstis,
Deus Pater omnípotens.
Dómine Fili unigénite, Iesu Christe,
Dómine Deus, Agnus Dei, Fílius Patris,
qui tollis peccáta mundi, miserére nobis;
qui tollis peccáta mundi, súscipe deprecatiónem nostram.
Qui sedes ad déxteram Patris, miserére nobis.
Quóniam tu solus Sanctus, tu solus Dóminus,
tu solus Altíssimus,
Iesu Christe, cum Sancto Spíritu: in glória Dei Patris.
Amen.

Gloria a Dio nell'alto dei cieli
e pace in terra agli uomini di buona volontà.
Noi ti lodiamo, ti benediciamo,
ti adoriamo, ti glorifichiamo,
ti rendiamo grazie per la tua gloria immensa,
Signore Dio, Re del cielo, Dio Padre onnipotente.
Signore, Figlio unigenito, Gesù Cristo,
Signore Dio, Agnello di Dio, Figlio del Padre;
tu che togli i peccati del mondo, abbi pietà di noi;
tu che togli i peccati del mondo, accogli la nostra supplica;
tu che siedi alla destra del Padre, abbi pietà di noi.
Perché tu solo il Santo, tu solo il Signore, tu solo l'Altissimo:
Gesù Cristo, con lo Spirito Santo
nella gloria di Dio Padre.
Amen.
Acabado el himno, el sacerdote, con las manos juntas dice:
Oremos.
Preghiamo
Y todos junto con el sacerdote rezan en silencio durante unos instantes. Luego el sacerdote con las manos extendidas pronuncia la oración colecta. Cuando ésta finaliza el pueblo aclama: Amen

ORACIÓN COLECTA
ORATIO COLLECTA
COLLETTA
S: Oremus


Dios todopoderoso y eterno, que has dado a tu Iglesia el gozo inmenso de la resurrección de Jesucristo, concédenos a nosotros, que somos el débil rebaño de tu Hijo tener parte en la admirable victoria del Buen Pastor, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

Omnípotens sempitérne Deus, deduc nos ad societátem cæléstium gaudiórum, ut eo pervéniat humílitas gregis, quo procéssit fortitúdo pastóris. Per Dóminum.

Dio onnipotente e misericordioso, guidaci al possesso della gioia eterna, perché l'umile gregge dei tuoi fedeli giunga con sicurezza accanto a te, dove lo ha preceduto Cristo, suo pastore. Egli è Dio...